NUESTRA HISTORIA

El resultado obtenido y la respuesta positiva de los legisladores después de la primera cumbre, inspiró una segunda Cumbre Regional en Septiembre de 2015. El comité organizador había identificado la necesidad de enfocarse no solamente en el aspecto Transatlántico sino también en los desafíos que enfrentan los legisladores a nivel regional, por lo que en 2015 se realizó la “Cumbre Regional de las Américas” con un enfoque particular sobre el sistema inter-Americano. Más de 80 representantes políticos y 40 líderes académicos y de la sociedad civil participaron en esta cumbre regional.

La Red Política por los Valores nació del esfuerzo iniciado por el que fuera Ministro del Interior en España (1996-2001) y Miembro del Parlamento Europeo (2004-2014), D. Jaime Mayor Oreja, junto con legisladores de Europa, Estados Unidos y México, para crear una cooperación transatlántica de legisladores sobre temas de vida, familia, matrimonio y libertades fundamentales.

Después de algunas reuniones bilaterales, los legisladores participantes reafirmaron la necesidad de aunar esfuerzos internacionalmente en la defensa de estos valores compartidos, para así poder abordar amenazas y problemas comunes simultáneamente. En Diciembre de 2014, tuvo lugar la primera Cumbre Transatlántica en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, celebrando el XX Aniversario del Año Internacional de la Familia, la cual formalizó al mismo tiempo la Red Política por los Valores como una plataforma y red de trabajo internacional. El evento contó con la participación de más de 60 legisladores y otros 120 académicos y representantes de la sociedad civil. Como marco de referencia de la Red se definió un Decálogo de Valores compartidos que ha sido expresamente ratificado por sus miembros.

Un Programa de formación juvenil acompaña la preparación de las cumbres. Jóvenes adultos que aspiran a ejercer un liderazgo social o político en defensa de los valores compartidos en esta Red Política fueron seleccionados para participar en una sesión de formación durante los días previos a la cumbre, y participar también como voluntarios para el apoyo logístico durante los eventos.